Amigos

11. jun, 2016

 

Me gustaría tener un grupo de amigos (léase conocidos, seguidores, ¡qué sé yo!) que propagan temas a tratar o mejor aún escriban sobre lo que a bien les parezca.  Quiero contarles que he sido una mujer solitaria con una dificultad por reconocer: hacer amigos…Todo comenzó en la infancia (como los rollos psicológicos de casi todos)

Sentía que era poco agraciada, que hablaba muy rápido y con una voz gruesa…  Al llegar a los 17, las cosas seguían igual, creía que cualquier escoba con faldas era más atractiva e interesante que yo. Luego me case y solo me interesaba ser madre de mis cuatro hijos… después de la muerte de mi esposo, mi interés seguía siendo, ser madre y encontrarle reemplazo… quería desesperadamente conocer un hombre que me amara y  amara a mis hijos… El miedo a enfrentar la vida se apodero de mí y entenderán, lo que menos me importaba era  tener amigos.

Hoy con casi 50 años he aprendido a aceptarme (casi que no!) y a aceptar la realidad ; parte de ella …entender que no andan por ahí hombres ,ofreciéndose para criar hijos ajenos y que como dicen mis hijos la responsabilidad de ser feliz es de cada uno(Eureka!!!!)

Pero sigue siendo difícil hacer amigos y en esta oportunidad, no es por mis inseguridades, que con terapia y fuerza de voluntad he ido dejando en el pasado… En el camino de la vida. Es que con el transcurrir de los años me fui volviendo poco tolerante a las bobadas, al hablar de temas sin conocerlos… a la discriminación y la afición de juzgar…de hacer juicios sobre los demás y a la manía de decir las cosas de la peor manera. Mama siempre nos decía lo cortés no quita lo valiente y  estoy totalmente de acuerdo con ella.

Hoy me alcanzan los dedos de las manos para contar los amigos de verdad, los que me conocen y aceptan como soy.

Hoy no quiero ser como nadie…quiero ser yo. Gústele a quien le guste. Hoy quiero que te permitas ser como eres!

Lola Caos

Anuncios

11 thoughts on “Amigos

  1. La tarea de hacer amigos de verdad, siempre será difícil. Con los años y unos cuantos golpes de la vida aprendemos a convivir con nosotros mismos, que en últimas, somos nuestro amigo más confiable.

    Un saludo.

    PD: No falta el día que, nosotros mismos, nos sacamos el cuerpo, pero siempre terminamos por perdonarnos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s