La mujer en el espejo

La mujer en el espejo se llama Lola,  es una mujer con historia…  La locura ha rondado su vida. Una mujer, que esconde, con gran tristeza  los errores y pérdidas del pasado. Una mujer con demonios que atormentan su vida.

Ante su imagen reflejada en el espejo, Lola  no pudo evitar sonreír, no le gusto lo que vio. Retiraba el maquillaje con el que horas atrás intento disimular sus ojos caídos y su piel cansada. Maquillaje que la convertía en un payaso más de la vida.

Muchas preguntas revolotean en su cabeza… Preguntas que probablemente no tienen respuesta. Pasa por un momento difícil,  en el que se siente sola aun acompañada, un momento en que lo vivido pesa.  ¿Qué puede hacer para detener el paso de los años? ¿Cómo corregir lo que hizo mal? ¿Cómo recuperar el tiempo perdido? ¿Cuál fue el error a la hora de amar?  Porque tuvo que haberlo… ¡Todos sus amados, unos más temprano que otros, la dejaron sin pensarlo mucho! Y ella que amo con alma vida y sombrero no podía entenderlo…   Intento ser la mejor amante… La mejor amiga… La dama en la sala y la puta en la cama  y aun así  se largaban…. No quería envejecer sola y a cuenta de eso aguanto lo que no debió aguantar.

La amargura, que queda tras la acumulación de desengaños, desaciertos y desamor,  la entristece… Hace mas evidente  el deterioro físico que deja el paso del tiempo.

En ese momento había empezado a llorar, estaba cansada de lo vivido,  de lo sufrido,  de lo gozado.

.

Anuncios

¿Sazonando la vida con pimienta?

20180502_160403.jpg

 

Después de lidiar por unos minutos con un ser cruel y falto de empatía  (como buen narcisista). Un ser al que paradójicamente un día amo… Bueno quizás el dolor ante el egoísmo del tipo es indicativo de algún vestigio… Un ser al que ( como buena mujer maltratada emocionalmente) le da la oportunidad,  de humillarla una vez mas.  Sale nerviosa y alterada de esa habitación,  queriendo ensayar su gas pimienta “por si el monstruo la perseguía” … Le quito el seguro y a la altura del rostro, presiono el dispositivo en la parte indicada para esto… Pero como buena boba, no, no… Como buena Lola… Pasó por alto que apuntaba hacia su cara… Ahora Lola prueba  de primera fuente que este spray es una buenísima opción de defensa personal, si apuntas claro  esta, al posible atacador.

Y que no nos pase como a ella… 24 horas de dolor insoportable, de temor a quedar ciega y de tristeza reconociendo su  torpeza… Ante un accidente como este:  Lavar la zona afectada con jabón de cocina y bicarbonato de soda, te dará alivio. Y podrás concentrarte  en el verdadero problema.

LOLA EN EL CIRCO

bano

Lola piensa que vive en una especie de circo…

La imagen que capto en estos días con el celu se lo confirma.                                                                        Que en el jardín al que va su nieta,  al ella pedirle a la niña que salude a la portera… La profesora de curso diga:

_No se obliga a los niños a saludar.

¡Lo reconfirma!

Y es que para ella decir: Nena saluda. No es obligar¿Eso no se llamaba en algún tiempo… educar?

LOLA Y LA BILLETERA

Tiene muchos planes para su vida, en la que pronto han transcurrido los años.. Faltan muchas cosas por hacer y quizá por estar pensando en esto y en aquello a ratos es despistada.

Entra a una cabina telefónica  y hace una llamada… Deja sin darse cuenta sobre el mesón la billetera, la extraña cuando va a pagar, regresa a la cabina y ya no esta…

Después de buscarla sin éxito, corre a casa a tomar un café y renegar…

Su hija le toma la mano y para tranquilizarla le dice: “Tranquila a las personas buenas le pasan cosas buenas”

_ ¿Cosas buenas?  ¡Ahora debo sacar nuevamente la tarjeta del banco, el carnet Chileno… La cédula Colombiana!

Cinco minutos  mas tarde recibe una llamada, alguien dejo su billetera en un puesto policial… Debió morderse la lengua… Aun se puede creer, aun hay personas consideradas… ¡Si pasan cosas buenas!

Lola en la cola

Lola debe comprar un tetero para su nieta… El sitio mas cercano es una distribuidora de artículos plásticos, así que  entra y elige uno. Se dirige a la caja a pagar y encuentra ¡una fila larguísima!  Se ubica en la cola y espera… 5 minutos…10…15… ¡30 minutos!

¡Sus pelos de punta! … Las personas en la fila llevan artículos por docenas ¡carros de supermercado repletos!  No puede creer (aún no aprende) que  ningún alma se apiade de ella que solo tiene un tetero en la mano ( un bebé puede estar muriendo de hambre) respira  profundo  (ommm) y soporta hasta el final… ¡Todo por amor a su nieta! Sale orgullosa después de cuarenta minutos con el tete para la niña que no imagina mientras toma su leche,  el sacrificio de la abuela.

 

LOLA VUELVE

Lola trabajando en un manual, Lola de niñera de su nieta, Lola visitando al doctor, Lola enloqueciendo por deducciones sin justificación de su cuenta bancaria… Lola sin trabajo y encima afrontando el fin de una relación (¡otra!)

Algunos dias sin visitar su blog, sin leer a quienes sigue… ¡Como los ha extrañado! pero hoy empieza a ponerse al día y se siente entusiasmada!  Así que les dice Hola y un abrazo!

LOLA Y LA BESTIA

La  palabra bestia para Lola era bastante desagradable , debido quizás a   sus lecturas infantiles   en las que llamaban así a  algunos seres mitológicos,  monstruos y personajes de fantasía… Que luego la atemorizaban en los sueños.

Ahora la vida le da la oportunidad de darle otra connotación a esa palabra:

Una bestia puede ser tierna, dulce., divertida… Inteligente.

Hoy Lola sabe  con certeza (no es lo mismo verlo en una película o leerlo)  que no solo  existen los lobos vestidos de oveja. Existen los maravillosos vestidos de bestia!

 

lobo 2